Miércoles 28 de enero de 2015 / Prensa

28 enero. Día contra el cambio climático

Fuente: http://www.pachakuti.org/textos/hemeroteca/2015/28-e-non-cambioclimatico.html

28 enero. Día contra el cambio climático.

Por acuerdo de 140 países que ratificaron el Protocolo de Kyoto se celebra el Día Mundial de Acción frente al Calentamiento Terrestre. El objetivo es reducir las emisiones de gases invernadero a través de la creación de conciencia sobre el cambio climático global que es causado principalmente por la actividad humana.

Este año la Cumbre Mundial de Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 21), se realizará en París en diciembre . Las anteriores (Lima, Varsovia 2013, Doha , Durban, Cancun, Copenague.., ¿han servido para algo o solo para incentivar el negocio del clima?

Pese a la alarma por los visibles estragos del cambio climático, lo que se ha visto es aumentar el poder empresarial sobre las negociaciones climáticas. Las corporaciones tienen el poder y los gobiernos se humillan ante ellas, con el resultado del avance en sus intentos de desmantelar la naturaleza.

..el incremento de temperatura, alteraciones en la precipitación e incremento del nivel del mar son factores de cambio climático que están afectando negativamente la seguridad alimentaria, la productividad de los bosques, los cambios en la adaptabilidad de la tierra para diferentes tipos de cultivos y pasturas, cambios en la incidencia y vectores de diferentes tipos de plagas y enfermedades, pérdida de la biodiversidad y del funcionamiento del ecosistema en los hábitats naturales, cambios en la distribución de agua de buena calidad para los cultivos, el ganado y la producción pesquera continental, pérdida de tierras arables debido a la creciente aridez y a la salinidad asociada, disminución del agua subterránea y aumento del nivel del mar..

La peor noticia en 2014 fue que: se rebasó la cifra de 400 partículas por millón (400 ppm) de dióxido de Carbono (CO2) en la atmósfera

.. en estos momentos es más necesaria que nunca una lucha frontal contra el capitalismo, en el que se conjugue un programa social con otro de tipo ambiental. Los dos, no pueden disociarse, porque el anticapitalismo de nuestros días precisa, urge, detener el vuelco climático, y eso solo puede conseguirse con un proyecto ecosocialista que abandone el modelo energivoro del capitalismo, impulse energías renovables y proponga otro modo de producción y de vida. Porque ahora sí es más claro que nunca que necesitamos otra organización social radicalmente distinta, porque la que conocemos no lleva inexorablemente al desastre..

En un intento de reforzar los mercados de carbono, la UE seguirá brindando su apoyo a un conjunto de políticas fallidas y rechazadas por la comunidad científica y por organizaciones y movimientos sociales de todo el mundo.

Nuestro país debe reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero. El Gobierno no tiene excusas para no actuar con la contundencia que los datos reflejan, particularmente dado el aumento de las emisiones en España, muy por encima del límite marcado por el Protocolo de Kioto.

La solución nunca podrá ser…trasladar las emisiones a otros lugares.

El Estado español se gastó más de 800 millones de euros en comprar derechos de emisión de CO2 entre 2008-2012, y se convirtió en el segundo país, tras Japón, que más créditos de carbono ha comprado a terceros debido al alto consumo energético. Entre 2012-13 el Gobierno gastó en esta medida aproximadamente 86,75 millones de euros. Y el presupuesto general del Estado para 2014 contempló una partida de 24 millones de euros para compra de derechos de emisión.

En 2010 se celebraba en Cochabamba una “cumbre de los pueblos” sobre cambio climático, y derechos de la Madre Tierra, y este año está prevista otra Cumbre, de movimientos sociales, sobre el tema, en la misma Bolivia.

Las alternativas allí planteadas son de pura lógica:

- nuestra Madre Tierra está herida y el futuro de la humanidad está en peligro.

- que los países reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50 %.

- Los países desarrollados deben comprometer un financiamiento anual nuevo, adicional a la Ayuda Oficial al Desarrollo y de fuente pública, de al menos 6% de su PIB para enfrentar el cambio climático en los países en desarrollo.

- El mercado de carbono se ha transformado en un negocio lucrativo, mercantilizando nuestra Madre Tierra, esto no representa una alternativa para afrontar el cambio climático, puesto que saquea, devasta la tierra, el agua e incluso la vida misma.

-es necesaria la realización de un Referéndum Mundial, plebiscito o consulta popular, sobre el cambio Climático en el cuál todas seamos consultadas sobre: el nivel de reducciones de emisiones que deben hacer los países desarrollados y las empresas transnacionales; el financiamiento que deben proveer los países desarrollados; la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática; la necesidad de una Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra y; la necesidad de cambiar el actual sistema capitalista.

- Respaldar a los Estados que presenten demandas en la Corte Internacional de Justicia contra los países desarrollados que no cumplen con sus compromisos bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

- rechazo a los créditos de carbono: inadmisible que las negociaciones en curso pretendan la creación de nuevos mecanismos que amplíen y promuevan el mercado de carbono toda vez que los mecanismos existentes nunca resolvieron el problema del Cambio Climático ni se transformaron en acciones reales y directas en la reducción de gases de efecto invernadero.

- construir un Movimiento Mundial de los Pueblos por la Madre Tierra que se basará en los principios de complementariedad y respeto a la diversidad de origen y visiones de sus integrantes, constituyéndose en un espacio amplio y democrático de coordinación y articulación de acciones a nivel mundial.

Si antes era urgente…ahora ¿es perentorio?

Tomemos ejemplo de las comunidades indígenas y campesinas, que con sus prácticas respetuosas “enfrían” el planeta y construyen Soberanía alimentaria y popular.

SOLdePaz.Pachakuti, en esa línea, está desarrollando actividades también en los colegios, en base a una Guía de Propuestas Pedagógicas sobre las consecuencias ambientales del consumo, al mismo tiempo que “da a conocer” con actividades especificas y exposiciones, los Derechos de la Madre Tierra que proponen los Pueblos Indígenas, con dibujos elaborados por Juan Kalvellido.
www.justiclima.org

video musical Colibrí y la lluvia